sábado, 28 de abril de 2012

Denuncian contaminación del lago de Güija por minera guatemalteca

Los ambientalistas se muestran preocupados por los niveles de contaminación generados en la mina Cerro Blanco ubicada en la zona fronteriza entre El Salvador y Guatemala. Un estudio realizado en fuentes hídricas de la zona y que desembocan en el Lago de Güija han demostrado altos niveles de metales pesados, dañinos para la salud de los salvadoreños.




Una empresa minera de Guatemala estaría vertiendo químicos altamente venenosos en aguas del Lago Güija, compartido entre el vecino país y El Salvador, lo que podría ocasionar graves daños a principales fuentes hídricas nacionales.
Representantes  del Centro de Investigaciones sobre la Inversión y Comercio (Ceicom) afirman  que analizaron las aguas vertidas por la mina en la quebrada el pedregal del río Ostúa que desemboca en el Lago Güija  y encontraron altas concentraciones de cianuro, mercurio, arsénico, plomo -entre otros metales pesados- los cuales están directamente relacionados con afecciones como el cáncer, insuficiencia renal, enfermedades del sistema nervioso central y alteraciones genéticas.
La minería metálica es un proceso mediante el cual empresas extraen metales de la corteza terrestre, principalmente oro y plata a través del uso por ejemplo, de cianuro (una sustancia química que separa los metales de otros minerales no valiosos). Esta es una industria que genera millones de dólares en ganancias, pero graves daños medioambientales y según los expertos en el tema, dicha práctica provoca  daños irrevertibles en la salud e incluso la muerte en los habitantes de los alrededores de los proyectos mineros.
Exploración minera
En El Salvador, no existen proyectos de explotación minera, pero según el Ministerio de Medio Ambiente, sectores interesados han presentado 27 solicitudes para tal actividad. las cuales aún no han sido resueltas.
Cerro Blanco es una mina ubicada en la franja fronteriza entre El Salvador y Guatemala, específicamente en Asunción Mita, departamento de Jutiapa del vecino país.
Cidia Cortés, bióloga e investigadora del Centro de Investigaciones sobre la Inversión y Comercio (Ceicom de El Salvador), ha dado seguimiento al tema de la extracción minera en Guatemala.
Según el estudio realizado en marzo de 2012 en la mina de Cerro Blanco, nuestro país está frente a una gran amenaza por la contaminación con “Drenaje Ácido” -concentración de químicos y metales pesados en las aguas del Lago Güija-, compartido entre El Salvador y Guatemala, y uno de los principales afluentes del Rio Lempa.
“Las aguas contaminadas se están llegando a El Salvador a través del Lago Güija, lo que puede provocar grandes afectaciones a los mantos acuíferos que son usados para abastecer agua potable a la ciudadanía y a largo plazo causar afectaciones en la salud de los salvadoreños”, reiteró Cortés.
Contaminación
Cortés afirmó que una de las preocupaciones de las organizaciones ambientalistas de Guatemala y El Salvador, es que los estudios presentados  por la empresa Entre Mares S.A (administradora de la Mina Cerro Blanco) a las autoridades guatemaltecas,  no detallan la cantidad de químicos ni la cantidad de agua que se estará utilizando para la extracción minera y no se refleja el tipo de tratamiento de las aguas residuales, antes de ser lanzadas a la quebrada El Pedregal.
La ambientalista detalló que según las estimaciones de la compañía minera, tienen estimado extraer en un periodo de 15 años un millón 579 mil 959 onzas de oro y cuatro millones, 486 mil  632 onzas de plata, equivalentes a 2,800 millones de dólares.
“Para la extracción minera usan 10 galones de agua por segundo, hay que imaginar, esos 10 galones por  horas, días, meses y años, cuando agua estarán usando para obtener el oro y la plata”, lamentó Cortés.
Contra la minería
Por su parte, Octavio Gasparico, ambientalista residente en las cercanías de la Mina Cerro Blanco en Guatemala, recomendó a las autoridades de su país y de El Salvador, realizar un pacto binacional contra la minería transfronteriza y con ellos garantizar que los salvadoreños no se vean afectados por la contaminación generada por éste rubro económico.
“Nosotros estamos haciendo nuestra propia lucha con las autoridades guatemaltecas, aquí en El Salvador deben hacer la lucha contra la contaminación del agua y los recursos naturales compartidos y evitar que los mantos acuíferos sigan siendo dañados como está sucediendo en Guatemala”, reiteró.
El ambientalista guatemalteco insistió que están haciendo esfuerzos en toda Centroamérica para evitar más proyectos mineros. En el caso de Guatemala existen siete sitios donde se realizan estudios de exploración minera  y en Honduras 42 propuestas para extraer oro y plata.
Legislación 
Edgardo Mira forma parte del Consejo de Directores de Ceicom e insistió en la necesidad de la aprobación de una ley que prohíba la minería metálica en el país. El llamado es para los diputados que toman sus cargos el próximo primero de mayo, que retomen la discusión del tema y se comprometan a favor de los recursos naturales y la salud del pueblo salvadoreño.
“Los diputados deben asumir su responsabilidad política en el tema y que la gente conozca sus intenciones al respecto”, reiteró
Mira afirmó que ven con buenos ojos que el Presidente Funes haya expresado que no habrá proyectos mineros en su gobierno, aunque solicitó que esa voluntad política en contra de la minería se convierta en una solución definitiva al problema a través de una ley.
DIARIO LA PÁGINA intentó por distintos medios contactar a diputados de la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa y a funcionarios de Cancillería y Medio Ambiente, pero no fue posible obtener sus declaraciones al cierre de esta nota.

1 comentario:

JORGE VINICIO SANTOS GONZALEZ VINICIO SANTOS dijo...

Tengo el síndrome Bonsai por las secuaces de mi parafilia voyeurista porque me calumniaron de prevaricador consecuente a calumniarme de violador sexual parafílico por una ignominia sexual necrofílica desde el año de 1,992 por mis corresponsales polares de mi paradoja esotérica (vórtices virtuales que me exploran esotéricamente para especularme apologalmente). Solicito resarcirme parafílicamente por las secuaces de mi siguiente masoquismo:

Peerme abnegado de saturarme semblante por la eminente densidad de los simétricos pantalones de las secuaces de mi transversal lubricacion indumentaria de mi rudimentaria investidura a mi oblicua friccion con un harapo por zarandearme extasiante por un prominente bate por convalecerme fidedigno de preservarme casto.

Tambien tengo calumniadoras circunvecinas a mi casa quienes me sabotean con mi vecindario.

Atentamente:
Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
Documento de identificacion personal:
1999-01058-0101 Guatemala,
Cédula de Vecindad:
ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
Ciudadano de Guatemala de la América Central.

Campaña Nacional de Firmas por el NO a la Minería Química a Cielo Abierto
y la Minería Nuclear en todas sus formas

Los ciudadanos del territorio argentino decimos NO a la minería química con la modalidad a "cielo abierto" y a la minería radiactiva en todas sus modalidades (cielo abierto o por galerías).

  • Pedimos la nulidad y derogación de la Ley de Inversiones Mineras (Ley Nacional 24.196) y normas complementarias.
  • Exigimos la derogación y anulación por parte de la República Argentina del "Tratado de Integración Minero Argentino-Chileno".
  • Reclamamos el cierre definitivo y la recomposición del ambiente, según el art. 41 de la Constitución Nacional, de todas las minas abandonadas y aquellas que están funcionando y no respetan la ley general del ambiente (ley nº 25675).
  • Pedimos previa autorización expresa para la utilización de recursos hídricos compartidos de las poblaciones de las provincias potencialmente afectadas por un emprendimiento minero que se expresarán por referéndum y demandamos la participación de la autoridad ambiental nacional en caso de efectos ínter-jurisdiccionales.
  • Pedimos se respeten estrictamente los principios ambientales preventivo, precautorio y de sustentabilidad contenidos en la ley general del ambiente y la sanción de caducidad de las concesiones mineras en caso de incumplimiento.
  • Reclamamos la detención y prisión de los empresarios mineros que contaminan el medio ambiente con sus delitos y la misma condena para los funcionarios públicos cómplices.
  • Denunciamos los planes nucleares que se fomentan desde el gobierno y enriquecen a los empresarios mineros que desarrollan emprendimientos mineros radiactivos.
  • Reclamamos expresa "Licencia Social" y participación ciudadana real y efectiva previas a los procesos de autorización de actividades mineras.

¡Sí a la vida y a la dignidad! ¡No al saqueo, destrucción y contaminación!

¡Sumá aquí tu firma a este reclamo!